26 noviembre, 2018

Mediación Comunitaria y Social

EN QUÉ CONSISTE LA MEDIACIÓN COMUNITARIA

Cuando hablamos de mediación comunitaria nos referimos al escenario de convivencia más inmediato, el local, el vecinal.

Podríamos entender lo comunitario como el grupo de personas que comparten un espacio físico, y que pueden tener preocupaciones sociales, políticas y económicas comunes.

Pero a veces, esas personas, o grupos sociales, no coinciden en la forma de cumplir determinados acuerdos (implícitos y/o explícitos) que la propia comunidad se ha dotado para la convivencia cotidiana. Y es cuando pueden surgir los conflictos en la comunidad.

Los Objetivos que perseguimos

Facilitar el reconocimiento mutuo de las partes en conflicto y la legitimidad de todos los intereses y todas las aportaciones.

Garantizar y respetar la voluntariedad de las partes, tanto en la aceptación como en la continuidad del proceso.

Velar porque todas las partes sean iguales (es lo que se denomina horizontalidad en el proceso).

Utilizar los recursos de forma sostenible. Para la resolución del conflicto se utilizarán los recursos de que dispone la comunidad, de forma que se aproxime a acuerdos reales y posibles.

Asegurar la legitimidad y competencia de las personas mediadoras. Ello redundará en el éxito de la mediación comunitaria.

Mejorar la comunicación y el entendimiento entre partes que por necesidad tienen que relacionarse entre sí.

La Mediación Comunitaria Mejora las Relaciones Entre Los Miembros de la Comunidad