21 noviembre, 2018

Psicoterapia Adultos

Si sientes que estás pasando por un momento de malestar que cada día se hace más intenso y está interfiriendo en tu calidad de vida, es posible que necesites apoyo profesional.

Seguramente habrás intentado solucionar el problema tú solo o con las personas de tu entorno, pero si no lo has conseguido, no tires la toalla, nosotros queremos ayudarte.

La atención psicológica para adultos se centra no solo en problemas diagnosticados, no es necesario ponerle nombre a nuestro malestar, para sentir un malestar real. La terapia para adultos puede ayudarte a encontrar la causa de tu malestar y enseñarte a afrontar la vida con otra energía.

Si  has sido diagnosticado o crees padecer algún tipo de trastorno, o si solamente sientes que algo no va bien, consúltanos. Juntos encontraremos la solución más adecuada para ti. Cada persona presenta unas peculiaridades únicas, te ofrecemos los métodos y herramientas que mejor se acoplen a tu peculiaridad.

¿Cómo podemos ayudarte?

La ayuda profesional psicológica tiene como objetivo promover, junto con el interesado, un cambio en el pensamiento, sentimientos y/o comportamientos necesario para resolver aquellas situaciones que hasta ese momento le han generado cierto grado de malestar o sufrimiento, caracterizado entre otras cosas, por la pérdida de autoestima, sentimientos de incompetencia, desamparo o desesperanza.

La persona puede sentirse aquejada por sentimientos y pensamientos que entorpecen su experiencia personal y dificultan de forma significativa sus actividades cotidianas, siendo necesario que busque ayuda psicológica profesional para disminuir y controlar dicho malestar, generalmente expresado a través de ansiedad, depresión, estrés, conflictos con la pareja, dificultades en las relaciones con los demás..., y que dan lugar a comportamientos desadaptativos como el consumo de sustancias (alcohol o drogas), trastornos en la alimentación (anorexia nerviosa...), conducta impulsiva y de riesgo, enojo, violencia, soledad o mala adaptación a las circunstancias de la vida.

El apoyo psicológico ofrece la oportunidad de desarrollar las habilidades necesarias para un cambio que permita el logro de objetivos personales y ayuda a estar mejor preparado para afrontar las situaciones que la vida nos pone enfrente aprendiendo la manera eficiente de pensar, sentir y actuar.

Problemas de relación

con los demás

Las dificultades en nuestras relaciones con los demás son un problema frecuente. La incapacidad de crear vínculos sanos de amistad, familiares o de pareja puede ser con facilidad la antesala de problemas de ansiedad, depresiones, baja autoestima, obsesiones…

Muchas personas encuentran difícil, si no imposible, conocer gente nueva, mantener las relaciones del pasado, comunicarse con la familia o con la pareja, generando situaciones en las que el malestar puede llegar a ser muy intenso.

Síntomas

¿Cómo saber si tengo problemas de relación?

Cuando uno no tiene amigos o tiene pocos.

Cuando no es capaz de apoyarse en nadie a pesar de tener una buena red social. En ocasiones no es la falta de amistades, sino la incapacidad de apoyarnos en ellas la que genera un problema.

Lo mismo es aplicable a problemas de comunicación con nuestra familia. Nuestra familia suele ser el primer recurso de apoyo con el que contamos. Sin embargo, por dificultades en la comunicación, muchas veces más que un apoyo se convierte en una fuente de estrés.

Problemas de pareja. Son los más fáciles de reconocer. Los problemas de pareja son origen de malestar y frustración importantes si no se saben tratar a tiempo.

Estudios recientes  muestran que  cuanto mejores sean nuestras relaciones con los demás, mejor es nuestro estado de salud psicológica y emocional, lo que hace que disfrutemos de una mejor calidad de vida.

Resultados Ofrecidos

Los objetivos  son recuperar las relaciones  habituales y positivas con los demás  y la resolución de los problemas cotidianos de una forma activa y adaptativa.

Tratamiento

La Terapia Cognitivo-Conductual se enfoca en el análisis de problemas específicos de la persona para aclarar sus antecedentes, sus consecuencias, su origen y los aspectos actuales que los mantienen. A partir de ahí, se establecen los objetivos terapéuticos a lograr y se diseñan las estrategias de intervención psicológica para ello.

Cada persona es diferente a los demás a causa de su historia individual y única, por lo que la respuesta de una persona ante un suceso de su entorno será distinta a la que pudieran dar otras personas distintas.

El apoyo psicológico es un medio para ayudar a la persona a superar sus problemas de relación, problemas emocionales y de comportamiento a través del acompañamiento y análisis de los sucesos de su vida actual por un profesional de la psicología, que proporcione a la persona las bases para conocer y manejar los motivos subyacentes a sus problemas.

Ansiedad

Generalizada

 

Estrés

 

Síntomas

La ansiedad generalizada se caracteriza por una preocupación y ansiedad excesivas, persistentes y difíciles de controlar. Las áreas más comunes de preocupación suelen hacer referencia a circunstancias de la vida diaria.

Las preocupaciones están asociadas a síntomas como inquietud fatigabilidad, dificultades de concentración, irritabilidad y perturbaciones del sueño.

Carga afectiva negativa y relativamente incontrolable, orientada hacia un peligro futuro que es percibido como incontrolable.

El síntoma somático más característico de la AG es la tensión muscular

El estrés puede causar muchos tipos de síntomas físicos y emocionales. Algunas veces posiblemente no te  darás cuenta de que estos síntomas son ocasionados por el estrés, los más frecuentes son:

Dolores de cabeza    Mala memoria    Achaques frecuentes    Problemas para dormir   Problemas digestivos    Cansancio  Comportamientos adictivos...

Pero además el estrés crónico  puede agravar o hacer aparecer problemas de salud como:

Presión arterial alta   Problemas de la piel   Depresión   Obesidad    Diabetes...

Resultados Ofrecidos

Los objetivos terapéuticos se centran esencialmente en controlar las preocupaciones y rebajar la tensión acompañante. Para conseguir una adecuada adaptación y respuesta a las situaciones estresantes.

La intervención se adaptara al tipo de respuesta de cada persona, dándole en todo momento la explicación de porqué se le somete a unos tratamientos concretos y no otros.

En el caso del estrés los objetivos son disminuir la activación, que a largo plazo puede  provocar desgaste  en el organismo, mediante estrategias adecuadas. Aprendizaje de técnicas de relajación cuando los niveles de estrés se encuentren elevados y  desarrollar capacidades asertivas para relacionarse con otros, y  técnicas de resiliencia.

Tratamiento

Dada la diversidad de formas de manifestación de la ansiedad, el tratamiento será individual y personalizado.

Pero entre las técnicas  que se han revelado como adecuadas para mejorar la ansiedad están: La terapia cognitivo-conductual, que combina relajación, reestructuración cognitiva y exposición en vivo.

Otras técnicas más recientes  incorporan otros tratamientos como Prevención de las conductas de preocupación, organización del tiempo o reevaluación de la valoración del preocuparse.

En esta orientación, la persona, junto con el psicólogo, analiza los problemas que le aquejan para encontrar mejores modos de entender su entorno y lograr una mejor adaptación mediante la adquisición de respuestas eficientes.

En relación con el estrés aprendizaje de  técnicas prácticas de autocontrol y gestión del estrés.

Fobias Específicas

 

Fobia Social

 

Agorafobia

 

Trastorno de Pánico

Síntomas

En las Fobias Específicas se da un miedo excesivo e irracional desencadenado por la presencia o anticipación de objetos o situaciones específicas. La fobia a la sangre presenta la peculiaridad de que no siempre se da el miedo pero sí la angustia y el desvanecimiento. Como consecuencia de  la exposición a dicho estímulo, se produce una respuesta de ansiedad que puede llevar, incluso, al ataque de pánico. Las situaciones fóbicas son evitadas o se soportan con mucho malestar.

La Fobia Social se caracteriza por un miedo acusado y duradero a situaciones sociales en las que la persona se expone a ser observado por los demás y teme hacer algo que pueda resultar embarazoso. Esta exposición provoca respuesta de ansiedad. La persona reconoce que el temor es excesivo  pero  tiende a evitar este tipo de situaciones, y todo ello provoca interferencias en su funcionamiento diario.

El Trastorno de Pánico consiste esencialmente en la aparición brusca de un intenso miedo acompañado de síntomas fisiológicos. Puede desencadenarse con la presencia de algún estímulo o sin presencia de estimulo. Las personas con este trastorno desarrollan ansiedad anticipatoria ante la posibilidad de experimentar nuevos ataques "miedo al miedo". Lo que les lleva a evitar situaciones o lugares donde, si se produjera un ataque, el escape fuera difícil, en este caso el trastorno se denomina Agorafobia.

Resultados Ofrecidos

Es posible conseguir resultados notables o muy buenos, incluso en una sola sesión, con fobias específicas y dadas determinadas condiciones. Aunque en otros casos será necesario algunas sesiones más, con el tratamiento se consigue que mejoren un alto porcentaje de personas con fobia. Las ganancias logradas con el tratamiento suelen mantenerse con el paso del tiempo.

En el caso de la fobia social sin ser muy incapacitante, presenta grados y puede asociarse a otro tipo de trastornos. Con lo cual es interesante detectar qué tipo de trastorno puede estar asociado.

La agorafobia puede interferir gravemente con el funcionamiento familiar,laboral y social. La agorafobia y el trastorno de pánico pueden aparecer juntos o no.

Tratamiento

El tratamiento que ha resultado ser más eficaz para las fobias específicas es La exposición en vivo. A veces es complementado con otros procedimientos como las técnicas basadas en exposición imaginaria o la desensibilización sistemática.

 

Depresión

Síntomas

Presencia  de un estado de ánimo triste y decaído la mayor parte del día junto a la pérdida o disminución de motivación y la capacidad de sentir placer.

Otros síntomas como problemas de sueño, alimentación y baja concentración, enlentecimiento o agitación, fatiga, desesperanza y pasividad.

Has abandonado ciertas actividades de ocio o tareas rutinarias..Tienes menos ganas de hablar con la familia y/o amigos.  Sientes una disminución de tu apetito . Tienes sentimientos de tristeza constantes. Insatisfacción vital. Tienes pensamientos negativos constantes. Irritabilidad. Disfrutas menos con las actividades personales.

Resultados Ofrecidos

Mejorarás tu estado emocional. Recuperarás la dinámica de tu vida diaria. Obtendrás una visión más realista y optimista de tu vida.

Tratamiento

Es un tratamiento psicológico en el que entrenarás y pondrás en marcha las estrategias y herramientas necesarias para la mejora del estado del ánimo.

Basado en la orientación cognitivo-conductual, por lo que el tratamiento contempla la intervención en tres áreas: los pensamientos, las emociones y el comportamiento.

Mediante la modificación de ciertos aspectos en cada una de las tres áreas, observarás una mejora progresiva en tu estado emocional.

Adicciones

Trastorno por consumo

 

 

 

 

 

 

Adicciones no tóxicas

 

 

 

 

Síntomas

En el caso del consumo de tabaco o alcohol.

Cuando te despiertas necesitas fumar o beber.Te cuesta mucho esfuerzo pasar un día sin tomar una copa o fumar. Has intentado dejar el consumo pero no lo consigues.

Muestras síntomas de abstinencia cuando llevas un tiempo sin consumirlo, y esto provoca en ti malestar emocional. Cuando te sientes mal, fumar o beber mejora tu estado de ánimo. Sientes que aumenta tu nivel de concentración.

Te has planteado dejar de fumar o beber, eres consciente de los efectos negativos que tiene este hábito y quieres dejar que el tabaco o la bebida te controle

Adicciones no tóxicas

No te encuentras bien si no realizas dicha conducta. A pesar de saber que tiene consecuencias negativas, acabas realizándolo. Gente de tu entorno te ha dicho en alguna ocasión que tienes problemas con ese comportamiento. Has tenido problemas con aquellas personas que han intentado ayudarte para que abandones esos hábitos.

Has perdido el interés por otras actividades diarias que antes te resultaban gratificantes.

Presentas problemas económicos, familiares, sociales, educativos y/o profesionales.

Has engañado, te has ocultado para realizar dicha conducta.

Resultados Ofrecidos

En el caso de consumo

Dejarás de fumar o beber. Reducir la sensación de fumar o beber. Adquirirás las herramientas para evitar una recaída. Mejorará tu calidad de vida (laboral, académica, social, familiar) y la de las personas que te rodean.

Adicciones no toxicas

Controlarás el deseo. Realizarás un uso adecuado de lo que te provoca adicción. Aprenderás a regular tus emociones. Mejorarás tus relaciones interpersonales

Mejorarás tu calidad de vida y la de las personas de tu entorno.

Tratamiento

Es un tratamiento psicológico en el que entrenarás y pondrás en marcha las estrategias y herramientas necesarias para dejar de fumar, complementado por un tratamiento para la abstinencia. Basado en la orientación cognitivo-conductual, por lo que el tratamiento contempla la intervención en tres áreas: los pensamientos, las emociones y el comportamiento.

Mediante la modificación de ciertos aspectos en cada una de las tres áreas, conseguirás dejar de fumar.

En el caso de las adicciones no tóxicas

Es un tratamiento psicológico en el que entrenarás y pondrás en marcha las estrategias y herramientas necesarias para controlar la conducta de juego. Está basado en la orientación cognitivo-conductual, por lo que el tratamiento contempla la intervención en tres áreas: los pensamientos, las emociones y el comportamiento.

Mediante la modificación de ciertos aspectos en cada una de las tres áreas, observarás una mejora en la regulación de las emociones y controlarás la conducta de juego.

Trastornos del Sueño

Insomnio

 

Apnea del Sueño

 

Narcolepsia

 

Problemas asociados a las fases del sueño

 

 

Sonambulismo

Síntomas

El sueño es un proceso biológico imprescindible para la vida. Existen diferentes trastornos del sueño que nos impiden tener un sueño reparador y que afectan a nuestro día a día.

El Insomnio es la incapacidad para conciliar el sueño y permanecer dormido las horas necesarias para reparar nuestro organismo. Puede deberse a otro tipo de trastorno.

La Apnea del sueño consiste en que la persona que lo padece, hace una pausa en la respiración durante el sueño.

La Narcolepsia consiste en episodios de sueño repentinos en horas de vigilia.

En el Trastorno asociado al sueño REM, los pacientes representan sus sueños, levantándose y moviéndose sin ser conscientes de ello. El paciente puede sufrir lesiones.

Trastornos asociados al sueño de ondas lentas. Durante esta fase algunas personas sufren conductas de inadaptación; como pueden ser el sonanbulismo, enuresis nocturna o terrores nocturnos.

El Sonambulismo consiste en levantarse durante el sueño y realizar acciones con normalidad, con el consiguiente problema que esto supone.

Resultados Ofrecidos

En general, mantener una buena higiene del sueño, ayudar a prevenir el insomnio y los problemas relacionados con la falta de descanso y mejorar el estado general tanto físico como psicológico, eliminando las consecuencias negativas de la falta de descanso.

 

Tratamiento

En primer lugar se debe descartar, mediante exploración física y examen psicológico, cualquier patología que pueda causar el insomnio. El correcto tratamiento de este trastorno sólo es posible si se determina de manera precisa su origen. En ocasiones el insomnio enmascara un problema de ansiedad o depresión. Hay que descartar cualquier problema  de salud asociado.

Seguidamente abordaremos el problema mediante la corrección de hábitos poco favorables y la adquisición de nuevos hábitos más saludables

Trastornos Psicosomáticos y Psicofisiológicos

Obesidad y Trastorno Alimentario Compulsivo

 

Anorexia y Bulimia

 

Dolor Crónico

 

Trastornos Cardiovasculares

Síntomas

Este tipo de trastornos se caracterizan por problemas fisiológicos cuyas causa son debidos directamente a problemas psicológicos, en este tipo de trastornos no hay participación voluntaria, sino que se producen por conflictos del individuo.

La principal diferencia es que en los trastornos psicosomáticos hay un daño orgánico o enfermedad física real mientras que en los somatomorfos éstos no resultan visibles, a pesar de que en ambos casos hay síntomas de daño físico y de que también en ambos casos el problema está causado o potenciado por un fenómeno psíquico.

Solucionando los  problema psicológicos que subyace a estos trastornos, mejoraremos los síntomas y problemas físicos.

Resultados Ofrecidos

Las causas de este tipo de trastorno son mentales, pero no existe un único proceso por el cual se formen. En general suponen la existencia de un estrés, ansiedad, frustración o malestar anímico persistentes a lo largo del tiempo, que causan sufrimiento de manera continuada, respondiendo el organismo físicamente y provocándose un daño real en él.

Cuestiones tales como estrategias de afrontamiento, estresores ambientales, características de personalidad, creencias y factores culturales, etc, pueden juegan un papel muy importante tanto en el origen como en el curso de la enfermedad. por lo tanto el trabajo debe ir dirigido a un cambio psicológico donde la persona aprenda a resistir los estresores que provocan el malestar.

Tratamiento

El tipo de tratamiento va a variar en gran medida dependiendo del tipo de patología

El tratamiento debería ir dirigido a solucionar los conflictos que  provocan los síntomas.

Entre otras técnicas destacamos las técnicas de relajación, la  solución de problemas, el aprendizaje de diferentes métodos para tolerar y gestionar el estrés y la ansiedad, e incluso el entrenamiento en habilidades sociales (en los casos que la ansiedad se vea exacerbada por un déficit en este tipo de habilidades), la reestructuración cognitiva de cara a modificar las creencias disfuncionales, la desensibilización sistemática o el psicodrama pueden ser de mucha ayuda de cara a mejorar la sintomatología.

 

Trastornos Asociados a la vejez

 

Demencias

 

Habilidades Funcionales

 

Depresión

 

Trastornos del sueño

Síntomas

La vejez tiene  unos potenciales únicos y distintivos. Serenidad de juicio, madurez vital, experiencia, perspectiva de la vida histórica personal y social...Se podría decir que supone la culminación del crecimiento.

Pero a su vez lleva aparejadas unas limitaciones propias del mismo crecimiento, que requieren adaptarse a las nuevas necesidades. Mayor esfuerzo físico para adaptarse a los cambios biológicos y limitaciones físicas y el descenso de la capacidad intelectual que no se produce en función de la edad cronológica, sino que va ligado a enfermedades y circunstancias psicosociales desfavorables.

A partir de cierta edad, es frecuente la presencia de achaques y alteraciones anatómicas, asociadas a molestias, así como de enfermedades de mayor entidad. En un proceso de envejecimiento normal, el individuo se va adaptando sin problemas a su nueva situación. Sin embargo, en incontables ocasiones surgen durante el envejecimiento problemas cognoscitivos o psicológicos, que hay que tener en cuenta. Ya que mejorando las capacidades psicológicas, mejoran todas las demás.

 

Resultados Ofrecidos

Existen evidencias de que la estimulación de las capacidades cognitivas ayuda a ralentizar la pérdida de estas funciones y habilidades. Esta estimulación consiste en trabajar aquellas áreas que aún conserva el paciente, de forma que el entrenamiento permita compensar las pérdidas que está sufriendo con la enfermedad.

Tratamiento

Trabajamos estimulando las capacidades cognitivas.

La finalidad de las terapias cognitivo-conductuales  que incluyen la orientación y la rehabilitación cognitiva, es reducir las distorsiones cognitivas y mejorar las capacidades debilitadas al ejercitar las habilidades mentales del paciente, mejorando en general las demás capacidades.

Otros trastornos

Timidez

Baja Autoestima

Duelo

Falta de Asertividad

Déficit de Habilidades Sociales

Agresividad

Impulsividad

Fibromialgia

Fatiga y Dolor Crónicos

Rehabilitación de Pacientes Crónicos

Otos trastornos

Síntomas

También puedes consultarnos por otros problemas que te preocupen o te causen un malestar manifiesto.

Descubre qué más podemos hacer por ti.